La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) emitió una Recomendación para el Gobierno de Tabasco y municipios de Balancán, Centla, Centro, Jonuta, Macuspana y Paraíso, a fin de que lleven a cabo la prevención y el control de la contaminación del Río Bitzal y sus afluentes.
Luego de que entre el 18 de mayo y 26 de octubre del 2018, se registraron 48 cadáveres de manatíes, en el estado de Tabasco, de los cuales se encontraron: 25 en Macuspana; 11 en Centla; 06 en Jonuta; 03 en Centro; 01 en Paraíso; y 01 en Balancán.
La recomendación, de acuerdo en lo señalado en los artículos 5° fracción XVIII, y 195 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), así con el 45 fracciones IV y VI del Reglamento Interior de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), se emite con el propósito fundamental de promover el cumplimiento de la legislación ambiental.
Luego de que el Comité, convocado por la PROFEPA para la atención de la contingencia por mortandad de manatíes en cuerpos de agua de Tabasco, coincidiera en señalar que la causa probable de mortandad fue un proceso donde concurrieron la toxicidad de metales pesados, plaguicidas, hidrocarburos, cianotoxinas, condiciones ambientales (época de estiaje, altas temperaturas, retraso de la época de lluvias), condiciones físico químicas del agua (temperatura, alcalinidad y eutrofización); lo que ocasionó condición de estrés en los sirénidos provocando su morbilidad y mortalidad.
Entre las sustancias contaminantes se destacan las físico químicas y biológicas como grasas y aceites, sulfatos y coliformes fecales, en el sedimento el cromo, níquel, hidrocarburos, aluminio, arsénico, cromo, níquel, plomo, mercurio y vanadio.
La PROFEPA hizo una recomendación a los gobiernos Estatal y municipales antes citados, para que soliciten apoyo a la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA), con el objetivo de realizar un análisis actualizado de las sustancias que se encuentran presentes en las descargas de aguas residuales, ya sea provenientes de los sistemas de drenaje y alcantarillado u otro que desemboquen en el Río Bitzal y sus afluentes.
De ser necesario, se lleve a cabo la caracterización de los suelos, a efecto de corroborar o ampliar la información existente y determinar las acciones para su saneamiento.
Asimismo, la Procuraduría exhorta al Gobierno de Tabasco y municipios de Balancán, Centla, Centro, Jonuta, Macuspana y Paraíso, a llevar a cabo las acciones de coordinación correspondientes con las autoridades competentes, a fin de que implementen las medidas necesarias para que se efectúen las inspecciones en la zona que les corresponda dentro del Río Bitzal y sus afluentes, para detectar todas las descargas de aguas residuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí