Imagen: diario.mx

EL FINANCIERO. La moneda mexicana terminó este viernes en terreno positivo, como respuesta a un contexto externo favorable y todavía bajo el influjo de la decisión del Banco de México, dada a conocer ayer, de elevar su tasa de referencia.
El Banco de México informó que el dólar interbancario cerró en 20.0975 unidades, en su menor nivel desde el pasado siete de noviembre. En el día, el peso ganó 12.20 centavos, semejante a 0.6 por ciento.
En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 20.40 unidades, cifra menor a las 20.60 unidades reportadas el jueves como cierre por Citibanamex.
El tipo de cambio del peso con el dólar tocó un máximo en 20.3834 unidades, mientras que el mínimo se ubicó en 20.073 unidades, en el mercado de mayoreo.
El peso registró un balance semanal positivo, al acumular una apreciación de 1.27 por ciento. Con este desempeño, la moneda mexicana cortó una racha negativa de seis semanas consecutivas.
El peso mexicano registró una fuerte volatilidad en la última jornada hábil de la semana, aunque con una tendencia a la recuperación.
El índice que mide el desempeño del dólar con respecto a una canasta de diez divisas pierde 0.57 por ciento, tras datos débiles que muestran un enfriamiento en el crecimiento de la economía norteamericana y por las advertencias de un importante directivo de la Reserva Federal.
La presión de baja del dólar se dio luego de que Richard Clarida, vicepresidente de la Reserva Federal, declarara este viernes que la política monetaria se está acercando a la neutralidad y que existe evidencia de una tendencia mundial a la desaceleración.
En Estados Unidos se publicó que la producción industrial aumentó 0.1 por ciento en octubre, por debajo del 0.2 esperado, con base en una encuesta levantada por Bloomberg.
Sin embargo, la aversión al riesgo en los mercados persiste debido a factores geopolíticos relacionados con las negociaciones del Brexit y por problemas presupuestales entre Italia con la Unión Europea. Esta situación puede limitar la caída del dólar en caso de que su demanda se incremente como activo de refugio.
Otro foco de tensión se relaciona con el enfriamiento en la posibilidad de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, previo a la reunión, a finales de este mes de los presidentes de ambas naciones.
“Ciertamente no tendremos un acuerdo formal completo en enero. Imposible” dijo el Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.
El Secretario de Comercio sostiene que todavía las cosas se perfilan para que, a partir del próximo primero de enero, suban los aranceles aplicados a productos provenientes del gigante asiático del 10 al 25 por ciento, a compras realizadas sobre un monto de unos 200 mil millones de dólares.
Sin embargo, Donald Trump declaró que quizá no haya necesidad de aplicar nuevos aranceles a China.
En otro frente, se observa un comportamiento marginalmente positivo en el mercado petrolero, situación que contribuyó a la recuperación de la moneda mexicana.
El precio del crudo tipo West Texas terminó en alza de za 0.60 por ciento a 56.56 dólares por barril, mientras que el tipo Brent aumenta 0.21 por ciento a 66.77 dólares.
En lo interno, destaca que en la subasta para renovar el vencimiento de coberturas cambiarias, a un plazo de 32 días, la demanda fue de mil 80 millones de dólares, superior 5.4 veces a los 200 millones ofrecidos.
En tanto que en la subasta para renovar el vencimiento de coberturas cambiarias, a un plazo de 60 días, la demanda ascendió a solamente de 620 millones de dólares, superior 3.1 veces a los 200 millones ofrecidos.
El tipo de cambio presenta una resistencia en 21 unidades. En tanto que el soporte se encuentra en 20 pesos, en el mercado de mayoreo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí