Imagen: davosobserver.com

EL FINANCIERO. La moneda mexicana cayó empujada por un dólar fuerte en el mercado internacional, por la caída en los precios del petróleo y por posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos pueda volver a elevar su tasa en diciembre, a lo que se sumó las tensiones provenientes de la propuesta para regular las comisiones bancarias en México.
El Banco de México informó que el dólar interbancario cerró este jueves en 20.1350 unidades, en su mayor nivel en lo que va de noviembre. En el día, el peso retrocedió 23.90 centavos, equivalente a 1.20 por ciento.
En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 20.45 unidades, cifra mayor respecto a las 20.20 unidades reportadas el miércoles como cierre por Citibanamex.
El tipo de cambio alcanzó un máximo en 20.1445 unidades, mientras que el mínimo se ubicó en 19.8180 unidades, en el mercado de mayoreo.
La moneda mexicana lleva dos sesiones consecutivas en terreno negativo, acumulando una depreciación de 1.76 por ciento.
En la jornada de este jueves, el peso mexicano ocupó el tercer puesto como la moneda de peor desempeño, dentro de las más negociadas en el mundo, de acuerdo con Bloomberg.
El primero y el segundo lugar fueron para la lira turca y el rand sudafricano.
La moneda mexicana enfrento una ‘tormenta perfecta’ en la jornada de este jueves.
El índice que mide el desempeño del dólar con respecto a una canasta de diez divisas sube 0.48 por ciento. , lo cual perjudicó a la moneda mexicana.
El billete verde subió debido a datos fuertes reportados en el mercado laboral norteamericano y a la posibilidad de que la Fed pueda volver a subir su tasa en diciembre.
Conforme era ampliamente esperado, la Fed dejó hoy a su tasa de referencia en el rango de 2 a 2.25 por ciento.
En Estados Unidos se dio a conocer que las solicitudes por seguro de desempleo se ubicaron en 214 mil en la semana terminada el pasado 3 de noviembre, lo cual habla de la fortaleza del mercado laboral.
En otro frente, se observó un comportamiento débil en el mercado petrolero, situación que contribuye también a la venta de la moneda mexicana.
El precio del crudo tipo West Texas baja 1.59 por ciento, para cotizarse en 60.69 dólares por barril, mientras que el tipo Brent pierde 1.91 por ciento, a 70.69 dólares.
La moneda mexicana se ve presionada a alza, en parte, todavía por las preocupaciones que trajo la nueva correlación de fuerzas en el Congreso estadounidense sobre el futuro del tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá.
En lo interno, destaca que la inflación se ubicó en 0.52 por ciento en octubre en su comparación mensual, cifra por arriba de los 0.5 esperado, de acuerdo con una encuesta levantada por Bloomberg.
El crecimiento de los precios al consumidor apunta a que el Banco de México puede subir a su tasa de referencia, tan pronto como en su reunión de la próxima semana.
El tipo de cambio presenta una resistencia en 20.50 unidades. En tanto, el soporte se encuentra en 19.70 pesos, en el mercado de mayoreo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí