Imagen: La Jornada

Periódico La Jornada. El XV Congreso Nacional Extraordinario del PRD aprobó en lo general el proyecto de reforma a su Estatuto, para desaparecer a la actual dirigencia y crear una de carácter provisional con facultades para nombrar candidaturas y jefaturas estatales.
La decisión se tomó en medio de un ambiente de crispación y connatos de enfrentamientos, en los cuales se aventaron sillas y botellas de agua contra la mesa directiva del Congreso por parte del bloque disidente. Incluso hubo quien prendió fuego a una camiseta para mostrar su inconformidad.
El tema que polariza a los congresistas es la creación de la dirigencia provisional, la cual se propone que esté integrada por cinco personas.
CINCO TRIBUS EN DIRECCION COLEGIADA
Al reanudar los trabajos del XV Congreso Nacional Extraordinario del PRD, se aprobó una dirección colegiada provisional integrada por cinco militantes que pertenecen a las corrientes.
Se trata de Ángel Ávila, quien forma parte del grupo de Nueva Izquierda; Fernando Belaunzaran, de Los Galileos; Karen Quiroga, de Vanguardia Progresista; Adriana Díaz Contreras, de Alternativa Democrática Nacional y Estefany Santiago, de Foro Nuevo Sol.
La inclusión de las corrientes en la nueva jefatura contrasta con el dictamen de reforma al Estatuto aprobado, el cual desaparece todo el capítulo destinado a esos grupos.
Una vez sancionado el documento citado, el bloque opositor anunció que impugnará ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación lo aprobado, pues el Congreso no tenía facultades para nombrar una nueva dirigencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí