La recomposición del mapa geopolítico nacional se refleja en el comportamiento del panismo como oposición, frente a los actos y decisiones de la próxima administración.
En el Legislativo en lo que podría tomarse como un hecho inusitado, los panistas tomaron la tribuna, pancartas en mano, para demandar el retiro de la invitación al presidente Nicolás Maduro a la toma de posesión del Andrés Manuel López Obrador.
La acción si bien fue respetada por los morenistas, no tuvo mayor repercusión toda vez que con su mayoría representativa desecharon la moción y la enviaron a la congeladora, en lo que representa un anticipo de las acres confrontaciones que se escenificarán a lo largo de la Legislatura.
Por su parte, como viejo zorro de las lides políticas, el priismo apuesta a no oponerse abiertamente a este tipo de acciones, en un marco de libertad, para dejar que la próxima administración y en particular, Andrés Manuel López Obrador se desgasten como consecuencia de sus actos.
Los tricolores están más que conscientes del efecto del bono de confianza y esperanza ciudadanos del que gozan por el momento el ciudadano presidente electo y su partido, y serán pacientes para no enfrascarse en la disputa de batallas fallidas.
Por su parte, el presidente del PAN, Marcelo Torres Cofiño acudió a la Fepade para denunciar la ilegalidad de la consulta ciudadana en torno al aeropuerto, en otra acción que refleja el cambio de posición, en un escenario en el que se aprecia a un panismo critico.
Los roles de partidos en el gobierno y oposición comienzan a tomar rumbo.
Falla
La falla en los trabajos de mantenimiento del sistema Cutzamala que se desprenden del retiro de la denominada “K invertida”, por parte de Conagua, representa un nuevo descalabro para la administración del ciudadano presidente, que sin duda por su costo económico pero sobretodo por sus consecuencias sociales, será ampliamente aprovechado por sus detractores para cuestionar su desempeño en los últimos días de su gestión.
De esta manera, lejos de contar con una despedida tranquila, todo indica, que Enrique Peña Nieto se desprenderá de la banda presidencial en medio de críticas y cuestionamientos, como lo derivados de la falla que llevó a retrasar la reapertura del suministro de agua a la capital del país y su zona metropolitana, en un acontecimiento sin duda histórico.
Elecciones
Las proyecciones de los especialistas no fallaron. Sin embargo, pese a ello, fiel a su estilo, Donald Trump se asume como triunfador de las elecciones que todo indica culminarán con la recuperación del control de la Cámara de Representantes por parte de los demócratas, en tanto que los republicanos conservarán el control del Senado.
Ahora solo falta esperar, la forma en la que esta nueva composición política en los Estados Unidos incidirá en la relación con nuestro país.
Hay que tener presente que Donald Trump va abiertamente por la reelección y con ese escenario legislativo, tendrá que endurecer sus posturas, por ejemplo en el caso del muro y la migración, así como en el área comercial, en un afán de recuperar y consolidar el número de sus seguidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí