La legalización del consumo de la marihuana con fines lúdicos no tendrá que pasar por consulta alguna, todo indica que será aprobada en breve e incluso podría consumirse en público.
Morena promueve la aprobación de la legislación correspondiente, desde ahora, con el añadido de que se avalará su uso medicinal y con fines científicos.
Sin duda se trata de un tema polémico que, si bien cuenta con antecedentes, por lo que hace al uso medicinal y de investigación, está muy lejos -como aseguran algunas voces- de traducirse en un elemento que contribuya a disminuir el nivel de violencia que prevalece en el país.
Este, a todas luces, es un tema que bien valdría la pena someter a la voluntad popular y no tratar de avanzar a toda prisa, con una legislación que, si bien puede colocar al país a la altura de otras naciones, que ya cuentan con una legislación laboral, provocará un conflicto social entre los sectores de la ciudadanía que están a favor y en contra del consumo lúdico de la marihuana.
No se trata de un tema prioritario de la agenda política o económica del país, por lo que su aprobación bien podría esperar por lo que hace al consumo con fines lúdicos.
Es claro que a la fecha se cuentan con antecedentes suficientes por lo que hace al uso medicinal de la marihuana y las investigaciones científicas que pueden desarrollarse, incluso hay normas para la importación de medicamentos elaborados con marihuana, pero de ahí a avalar su uso lúdico para toda la sociedad hay una enorme distancia.
Si realmente se quiere avanzar, bien puede hacerse con los campos medicinal y de investigación científica y dejar para otro momento la aprobación del uso lúdico de la marihuana, para someter el tema al escrutinio ciudadano.
No hay que perder de vista que para el narcotráfico la marihuana representa solo un elemento, quizá el menor frente a otros como la cocaína y el crack, por lo que la aprobación del consumo y cultivo de la yerba, podría no representar un daño para ellos.
A fin de cuentas, todo indica que a los legisladores de Morena les urge sacar adelante el tema, para proyectar la imagen de una nueva forma y visión de gobierno.
Aeropuerto
La confrontación del empresario José María Riobóo con MITRE, permite apreciar su nivel de injerencia en la próxima administración.
El empresario desdeña abiertamente los argumentos del organismo que es referencia obligada, hasta el momento, para que las aerolíneas internacionales tomen decisiones en el campo de operación de vuelos.
Evidentemente, la administración que iniciará el 1 de diciembre puede desarrollar el complejo aeroportuario y construir las pistas en Santa Lucía, pero la posición del empresario Riobóo frente a MITRE no representa en términos políticos un mensaje sano para las aerolíneas.
La operatividad de los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca no están cuestionadas por MITRE, como si lo está el proyecto de Santa Lucía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí