Buenos Aires, Argentina.- En el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, México logró el reconocimiento mundial en materia de desarrollo urbano, afirmó la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, al participar en la vigésimo séptima Asamblea General de Ministros y Autoridades Máximas de la Vivienda de América Latina y el Caribe.
“México desempeñó un papel activo en la materia a lo largo de este sexenio, primero en los trabajos previos a Hábitat III, y después en la conformación de la Nueva Agenda Urbana, que se aprobó en Quito, Ecuador, en la que nuestro país impulsó como eje fundamental el Derecho a la Ciudad, la perspectiva de género y la inclusión”, afirmó.
Ante ministros de vivienda y desarrollo urbano de Latinoamérica, la secretaria Rosario Robles, destacó que como parte de los retos que tiene la implementación de la Nueva Agenda Urbana, la tarea es tener la seguridad de que estamos trabajando de la mano con las diversas agencias de la ONU, para que sus preceptos lleguen a mujeres, jóvenes y otros sectores importantes de cada país y de la región.
“La Nueva Agenda Urbana es de carácter transversal, va más allá del ONU- Hábitat, porque tiene que ver con el tema de mujeres; con los jóvenes; con el agua; con el Cambio Climático, es decir, no solamente es tema de ONU – Hábitat, sino de todas las agencias de Naciones Unidas, por ello debe tomar un rol menos consultor y más constructor hacia los tiempos que están por venir”, señaló.
Afirmó que, uno de los mayores retos de la implementación de la Nueva Agenda Urbana es el de acortar las brechas de desigualdad, para que el desarrollo no sea una fábrica de exclusión sino una plataforma para la inclusión social.
“En MINURVI debemos explorar nuevas maneras de alentar al sector privado, a considerar los impactos negativos no deseados de sus inversiones en las ciudades y encontrar formas de mitigarlos. La base de la función normativa de esta organización es y deberá ser mantener un enfoque incluyente para no dejar a nadie atrás”, puntualizó.
Por otra parte, la secretaria Rosario Robles, señaló que, en las estrategias implementadas por el Gobierno de la República, la Nueva Agenda Urbana tiene un rol fundamental y como ejemplo destacó la Política Nacional de Vivienda la cual, está basada en un acto de justicia social, porque ahora se construye vivienda para construir ciudades.
Así mismo señaló la importancia de incluir a los ciudadanos en todas las políticas de desarrollo urbano y ordenamiento territorial, ya que son quienes viven las ciudades y quienes deben definir las acciones a seguir, y un ejemplo muy claro de esta iniciativa fue la reconstrucción de viviendas luego de los sismos de 2017 que ocurrieron en México.
“Lo más importante fue involucrar la participación de la gente, por ello el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto optó por la vía de la auto construcción, basándonos mucho en la tradición cultural de nuestros pueblos de ayuda mutua, y la mayor garantía de que los recursos se implementaran para este propósito fueron las mujeres mexicanas con la Red de Vigilantes de la Reconstrucción. Más de 50 mil mujeres voluntariamente supervisaron que los apoyos realmente se ocuparan para este fin”, afirmó.
Afirmó que, la tarea es tener la seguridad de que estamos trabajando de la mano con las diversas agencias de la ONU, para que sus preceptos lleguen a mujeres, jóvenes y otros sectores importantes de cada país y de la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí