Si Andrés Manuel López Obrador no aprovecha su mayoría en las dos Cámaras para aprobar una nueva Ley de Pensiones, en 32 años México tendrá más de 10 millones de personas de 65 años y más en condición de pobreza, 154 por ciento más respecto a los 3.9 millones reportados en 2016,
Lo anterior lo revela un estudio de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) y la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro, donde precisa que la probabilidad que hoy tiene la población de llegar a los 65 años o más en 2050 en situación vulnerable se estima en un rango de entre 40 y 60 por ciento.
El documento detalla:
Estas son las mismas probabilidades de pertenecer a los 10.5 millones de personas que demandarán una pensión no contributiva, a los 6.3 millones que no tendrán pensión alguna, a los 10 millones que vivirán en condición de pobreza, a los 5.6 millones que además de vivir en pobreza tendrán una enfermedad crónico-degenerativa que consumirá sus ingresos.
Los bajos niveles de ahorro para el retiro, la elevada informalidad laboral y los crecientes problemas de salud, son factores que provocan grandes inequidades sociales que solo pueden magnificarse de no identificar, prevenir, mitigar y/o compensar sus efectos sobre las metas de bienestar social, advierten las instituciones en su estudio.
En el estudio se estima que una persona nacida en 1985 o después, tiene un 41 por ciento de probabilidad de ser pobre como adulto mayor. Su esperanza de vida una vez alcanzados los 65 años será de entre 17 y 19 años y pertenecerá al 64 por ciento de la población mayor de estrato socioeconómico bajo o medio bajo que requiere seguir trabajando para subsistir.
Fuente: El Financiero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí