Y Donald Trump volvió a ser Donald Trump. Un día después de que condenó los repugnantes actos de supremacistas blancos, neonazis y otros grupos racistas, el presidente de los Estados Unidos reviró y se puso a repartir culpas entre quienes se enfrentaron en Charlottesville, Virginia el pasado sábado.
Las agencias Afp, Ap, Dpa, Reuters y Xinhua reseñaron a través de La Jornada que, Trump, respondió acaloradamente a preguntas sobre su reacción a los hechos de violencia ocurridos y que dejaron un saldo de una mujer muerta y 19 heridos.
En un primer momento Trump atribuyó la violencia a todas las partes, pero el lunes finalmente, ante las críticas y la presión de los medios y de su propio equipo (dos días después de los hechos), condenó a los grupos supremacistas blancos por la violencia. No obstante, este martes volvió a repartir la culpa entre la extrema derecha y las personas que se manifestaron de manera pacífica contra la movilización del sábado.
Hay dos partes en una historia, afirmó Trump ante periodistas en la Trump Tower de Nueva York, donde presentaba medidas para mejorar la infraestructura del país.
“Se fueron unos sobre otros con bates (…) fue algo horrible de ver”, aseguró el mandatario cuando se le preguntó sobre lo ocurrido, y luego aseguró que los manifestantes de izquierda “atacaron con violencia al otro grupo”.
“Yo miré atentamente, mucho más atentamente que la mayoría de las personas. Hubo un grupo en uno de los bandos que fue muy malo y hubo otro grupo en el otro bando que también fue muy violento, pero nadie quiere decirlo”, señaló el mandatario.
¿Qué tal la izquierda alternativa que cargó contra la derecha alternativa? ¿Tienen algún problema? Creo que sí, agregó.
Cuando se le preguntó por qué esperó hasta el lunes para condenar explícitamente a los grupos de neonazis y de extrema derecha presentes el sábado en Charlottesville, Trump respondió que quería ser cuidadoso para no dar una rápida declaración sin conocer todos los hechos.
Quería estar seguro de que lo que decía era correcto, dijo, e indicó que no se puede hablar inmediatamente cuando no se conoce con exactitud qué ocurrió a diferencia de lo que hacen muchos periodistas.
El mandatario calificó al simpatizante nazi acusado de embestir a la multitud con su automóvil y quien mató a una mujer de 32 años que se manifestaba contra los extremistas de derecha, de ser una desgracia para sí mismo, su familia y el país.
Trump también defendió a su controvertido jefe de estrategia, Steve Bannon, quien proviene de la extrema derecha: “me agrada Bannon, es mi amigo, es un buen hombre y no es racista.
“El racismo es maligno. Y aquellos que provocan violencia en su nombre son delincuentes y criminales, entre ellos el KKK (KuKluxKlan), los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio, que son repugnantes”, señaló Trump el lunes en la Casa Blanca.
En este contexto, el ex líder del KKK David Duke y el líder supremacista blanco Richard Spencer elogiaron a Trump vía Twitter. Ambos estuvieron en Charlottesville el día de las protestas y arengaron a sus seguidores a lograr el país que les prometió el magnate.
“Gracias, presidente Trump por su honestidad y valentía al decir la verdad sobre #Charlottesville y condenar a los terroristas de izquierda en BLM/Antifa”, tuiteó Duke.
Spencer, a su vez, opinó: El pronunciamiento de Trump es justo y centrado. #Charlottesville pudo ser pacífico, si la policía hubiera hecho su trabajo.
Durante las marchas del sábado, Duke declaró: estamos decididos a recuperar nuestro país. Vamos a cumplir la promesa de Donald Trump. En ella creemos. Por eso votamos por él, porque prometió que nos devolvería nuestro país.
El lunes Duke expresó su decepción porque Trump condenó a los manifestantes de derecha, pero tras sus declaraciones de este martes, el ex líder del KKK lo elogió de nuevo.
El mandatario estadunidense también atacó el lunes a los medios, cuando muchos argumentaron que su respuesta a la situación en Charlottesville había sido pobre. Hice comentarios adicionales sobre el tema y me di cuenta, una vez más, de que los Medios de Noticias #Falsas nunca estarán satisfechos (…) ¡gente realmente mala!, expresó en un tuit.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí