Oracio Navarro Chávez, académico del Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) de la UNAM, recibirá el Premio al Desarrollo de la Física en México 2017. “Me lo otorgan por el desarrollo de la unidad Morelia del IIM, por la formación de recursos humanos y por mis estudios”, dijo.
El galardón, que desde 1993 entrega anualmente la Sociedad Mexicana de Física (SMF), reconoce la obra realizada por una persona o grupo en la fundación y desarrollo de instituciones, laboratorios y/o grupos de trabajo en México, que estén consolidados y en los que se forme a profesionales o se haga investigación básica o aplicada en ese ámbito del conocimiento.
A lo largo de 30 años, 25 de ellos como investigador en la UNAM, Navarro Chávez ha trabajado en las áreas de materiales superconductores, cuasicristales y espintrónica. Es fundador de la unidad Morelia del IIM y ha sido profesor de varias generaciones. Cuenta con 23 estudiantes graduados (cinco de doctorado, siete de maestría y 11 de licenciatura), además de cinco de estancia posdoctoral.
El universitario recibirá el galardón en la segunda semana de octubre en Monterrey, durante el Congreso Nacional de Física.
La unidad Morelia y los materiales sustentables
En 2004, Navarro Chávez se mudó de Ciudad Universitaria, en la capital del país, al campus de la UNAM en la capital de Michoacán, para fundar, en 2013, la unidad Morelia del IIM y apoyar el desarrollo científico regional.
También, para planear y poner en marcha la licenciatura en Ciencia de Materiales Sustentables, que desde 2014 ofrece esta ENES, con un máximo de 30 alumnos. “En 2018 egresará la primera generación, que hoy cuenta con 16 estudiantes”, comentó.
La unidad Morelia del IIM fue creada para contribuir al desarrollo regional de la investigación científica, la formación de recursos humanos, la innovación y el desarrollo tecnológico de materiales sustentables. De igual manera, para caracterizar materiales y dar servicio especializado al sector productivo público y privado.
“Las líneas fundamentales son tres: materiales para la captura de contaminantes; materiales para la eficiencia energética y espintrónica; y materiales reciclables y biodegradables”, resaltó.
Electrónica del siglo XXI
La espintrónica es la electrónica del siglo XXI; es una revolución en la física a la también llamada electrónica cuántica. “Me dedico a materiales electrónicos. Pretendemos almacenar cada vez más información en un menor espacio y con menos consumo de energía (por ejemplo, en los discos duros de las computadoras). Para eso trabajamos con materiales con propiedades espintrónicas”.
Representa una revolución dentro de la física. Su descubridor, el francés Albert Fert, recibió el Premio Nobel de Física en 2007, y es profesor extraordinario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, subrayó Navarro.
Además de ser atractiva para los jóvenes, la espintrónica es una necesidad, sostuvo. “La electrónica clásica está dando sus últimos pasos, ya se saturaron los espacios. Si queremos seguir avanzando en tecnología, lo que viene es la electrónica cuántica, necesitamos buscar espacios más pequeños para poder almacenar información y hacer dispositivos electrónicos más avanzados”.
El investigador previó que en este siglo habrá computadoras cuánticas y advirtió que algunos de los discos duros ya se hacen con base en la espintrónica.
“Ser físico en esta era tan vertiginosa del conocimiento significa que a veces no nos da tiempo de digerir lo que se está desarrollando. Sin embargo, es muy estimulante porque uno desea hacer avances científicos y, afortunadamente, estamos metidos en esto”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí